Andy Bueso

Gestor de un valioso legado, hijo de Andrés Bueso, quien fuera uno de los precursores del “finger painting” en la isla en la década del 40. Bueso ha sido destacado por ser uno de los primeros puertorriqueños en participar de una muestra colectiva en Mónaco. Su obra está plagada del aire caribeño que retrata colores brillantes, cuerpos danzantes, paisajes frondosos y fiestas. Su vida en el arte se afianzó en un viaje a Colombia donde fue a estudiar leyes y se lastimó una mano, pensó que se estaba castigando por no estar pintando y decidió en ese momento continuar en el arte. Fue a estudiar en el Pratt Institute de Nueva York donde completó su maestría. La gente de allí influyó en su obra. En ese entonces se encargó de pintar abstracciones en colores apagados. A su regreso a la isla comienza a utilizar colores más brillantes en escenas costumbristas.
Su obra comenzó a redondearse y el Caribe se encargó de dejar huellas en los trazos que comenzaron a sensualizarse. Luego se fue a Canada, donde estuvo varios años y estudió varios espacios. Finalmente regresó a la isla a continuar con la herencia de su padre fundador de La Academia de Arte Bueso en los ’70 junto a Antonio Gantes y comenzar a ofrecer clases a futuros artistas. Fue consultor de la Fundación Pictórica Alfonso Arana y pudo fundar la organización de promoción cultural Arte de Nuestra Tierra Inc. Ofreció cursos en la Universidad Interamericana y en la Bonneville School. Sus pinturas se han exhibido en diferentes ciudades en el extranjero. Recibió varios galardones por su trayectoria plástica en Francia, Bélgica, Cánada y Puerto Rico.

Obras Relacionadas